Como afecta el cambio de hora en tus tareas diarias

El cambio de hora, ha sido un tema de discusión constante entre sus defensores y sus detractores – esta dualidad de opiniones existe desde que se instauró –. Este fin de semana tendremos que adaptarnos al nuevo horario de invierno, es decir, tendremos que atrasar el reloj una hora con los beneficios y desventajas que esto conlleva. Este otoño podría ser una de las últimas veces que tengamos que modificar las agujas del reloj.

¿Por qué se cambia la hora?

El motivo principal del cambio de hora es el ahorro energético o eficiencia horaria ya que a mayor cantidad de horas solares menor es el uso eléctrico por parte de los ciudadanos, haciendo coincidir así las actividades cotidianas más comunes con las horas de luz natural, sobre todo, durante las primeras horas de la mañana (en el horario laboral).

Varias fuentes oficiales españolas, como el IDAE, aseguran que el cambio de hora puede llegar a disminuir hasta 5% la factura de energía de los hogares españoles, lo que supondría un ahorro de unos 300 millones de euros anuales a nivel estatal.

Publicidad

¿Cómo afecta el cambio de hora a tu consumo?

Al cambiar el horario y disponer de diferentes horas de luz solar (en este caso menos cantidad) también cambia el patrón de consumo de la mayoría de los hogares. Este ajuste de las agujas del reloj supondrá que no aumente la demanda en las primeras horas del día, coincidiendo cuando los ciudadanos se levantan y prepararan para trabajar. Eso sí, debes tener en cuenta que el incremento de consumo y de demanda energética se producirá por la tarde ya que anochece más temprano, los expertos estiman que el ahorro de la mañana compensa el gasto extra por la tarde y que incluso reducimos el consumo global diario.

El retraso del reloj, sobre todo, afecta a los consumidores que cuentan con tarifas de discriminación horaria (ya sean de dos o tres períodos), ya que el horario de los períodos de facturación también cambia, el período valle (más económico) comprenderá de 22:00 horas a 12:00 y el período punta (más caro) de 12:00 a 22:00 horas.

discriminacion-horaria-1

Además, tenemos que añadir un horario en la discriminación horaria de tres períodos, el período llano que comprende desde las 18:00 a las 22:00 horas.

Ten en cuenta el nuevo horario de invierno de tu DH para conseguir ahorrar el máximo en la factura. Infórmate de nuestras tarifas con discriminación horaria.

Cómo aprovechar el cambio de hora para ahorrar

Antes de nada, debes saber que solo conseguirás ahorrar si realizas un consumo responsable y eficiente en tu vivienda. Además, si sigues estos consejos notarás el ahorro en tu bolsillo mes a mes.

  • Conecta los electrodomésticos de mayor consumo (lavadora, friegaplatos…) en las primeras horas de la mañana mientras desayunas ya que suelen ser las horas con menor precio. Si dispones de discriminación horaria conéctalos durante el período valle.
  • Ventila tu casa a primera hora de la mañana, nada más levantarte para poder renovar el aire. Con tan sólo 10 minutos al día es suficiente.
  • Levanta las persianas de tu vivienda con el primer rayo de sol, los calores de los rayos solares te ayudarán a calentar la vivienda de forma progresiva. Y por la noche, baja las persianas para mantener el calor natural conseguido durante las horas de luz.
  • No enciendas la calefacción mientras ventilas tu casa, perderás todo el calor que hayas conseguido acumular hasta el momento.
  • Cuando te levantes por la mañana o incluso cuando vuelvas de trabajar mantén una temperatura constante en la calefacción, entre 18 y 21 grados en invierno. No aumentes la temperatura de la calefacción para conseguir una temperatura agradable lo más rápido posible ya que dispara el consumo de forma notable.
  • Cuando te vayas a trabajar o incluso de noche, apaga la calefacción o radiador eléctrico (aunque sean las horas más baratas). El calor acumulado perdurará todo el tiempo siempre que dispongas de un buen aislamiento.

Cada cuanto tiempo se cambia la hora en España

Tanto en España como en el resto de Europa el reloj se modifica dos veces al año para poder aprovechar y disponer de la mayor cantidad de horas de sol posibles. Los cambios de hora son unánimes entre los países europeos y se hacen cada 6 meses, coincidiendo con el cambio del período estacional de invierno-verano y viceversa, es decir, hay un cambio de reloj en las estaciones de transición, en primavera y en otoño.

¿Por qué nos afecta el cambio de hora?

Aunque no nos demos cuenta todo lo que pasa a nuestro alrededor nos afecta a nivel físico y nivel psíquico, y el cambio de hora no iba a ser diferente, este afecta diferente a cada individuo según la edad, el sexo e incluso por el estado de salud y patologías crónicas, pero lo que está claro es que nos afecta a todos.

Durante los primeros días, lo más habitual es experimentar un pequeño jet-lag (al igual que si viajas a un país con otra franja horaria) notarás una sensación de cansancio, probablemente tendrás problemas para conciliar el sueño y una mayor irritabilidad y estrés ya que el reloj biológico interpreta este nuevo horario como una ruptura del sueño y del descanso. El cuerpo requiere de un período de adaptación y tardará unos cuantos días, alrededor de una semana, en acostumbrarse al nuevo horario de invierno.

Consejos para adaptarte mejor al cambio de hora

Sabemos que el cambio de horario no solo descoloca a tu cuerpo, si no que también te afecta a la mente. En Podo queremos ayudarte para que los ajustes de las agujas del reloj tengan el menor efecto posible en ti:

  • Sigue con tu rutina, no te dejes llevar por lo que te pide el cuerpo, guíate siempre por el reloj.
  • No compenses el cansancio con pequeñas siestas ya que alterarás tu ritmo del reloj interno.
  • Si en los primeros días te cuesta conciliar el sueño no consumas fármacos, intenta conciliar el sueño por métodos propios.
  • Busca la luz solar, es importante que durante el día tu cuerpo y tu mente tengan contacto con los rayos del sol.
  • Haz ejercicio ya que te dará energía para poder llegar en las mejores condiciones posibles al final del día, a la vez, te ayudará a conciliar el sueño más fácilmente.
  • No comas de forma abundante antes de dormir, deja como mínimo 2 horas entre la ingesta y la hora de ir a la cama.
  • Evita el uso de móviles o tabletas en la cama ya que la luz artificial afectará a la regulación del sueño.

¿Cómo surge el cambio de hora? Origen

Estamos muy habituados al cambio de hora, pero ¿alguna vez te has planteado cuándo se instauró? Las civilizaciones antiguas griegas y romanas ajustaban su actividad en función del sol, y, de hecho, dividían el día en períodos de 12 horas, conocidos como horas temporarias.

La idea del cambio de hora como la conocemos se planteó en el siglo XVIII, el primero en hablar de un ajuste horario para ahorrar energía fue uno de los padres de Estados Unidos, Benjamin Franklin en 1784, con una carta que contaba el ahorro de los parisinos con las velas al aprovechar más tiempo la luz natural y de esta forma se producía un menor consumo de las velas.

Aún así, no se puso en marcha hasta mucho más tarde, cuando en 1905 el constructor inglés William Willet propuso modificaciones de 20 minutos semanales para que el cambio de hora no fuera tan brusco. Y durante la Primera Guerra Mundial fue la primera vez que se instauró el cambio de hora con el principal objetivo de ahorrar carbón, la principal fuente de energía de ese momento (en el año 1916).

El ajuste en el reloj no tuvo éxito y dejó de realizarse una vez finalizada la Primera Guerra Mundial, y no fue hasta la Segunda Guerra Mundial cuando volvió a retomarse como medida de ahorro de energía. El cambio de hora tal y como lo conocemos en la actualidad no se fija hasta el año 1973 con la crisis del petróleo que afectó a gran cantidad de países como España, aunque el cambio de las agujas del reloj se hacía durante el mes de septiembre.

Ventajas

Las principales ventajas del cambio de hora relacionadas con el ahorro, el medio ambiente e incluso tu estado físico, son las siguientes:

  • Al adaptar tu vida a la luz solar disminuye el consumo eléctrico, según el Instituto de Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) cada hogar puede llegar a ahorrar entre 6 y 10 euros anuales en la factura de la luz.
  • A nivel físico, el cambio de horario de invierno favorece la secreción de melatonina, la hormona que mejora la conciliación del sueño ya que a menor cantidad de horas de luz natural aumenta la secreción de esta hormona que mejora la calidad del sueño.

Desventajas

Pero también podemos encontrar desventajas en el cambio de hora. Estas son las siguientes:

  • La disminución de horas de luz solar aumenta el uso de la energía eléctrica por la tarde, ya que anochece más pronto. El consumo aumenta, sobre todo, en las empresas y negocios en el cambio de hora de invierno. Mayor consumo, mayor contaminación.
  • Al no adaptar el horario laboral al nuevo horario, en realidad estamos forzando al cuerpo a levantarse 1 hora antes de lo habitual, rompiendo la rutina del sueño y del descanso.
  • En los primeros días se altera el ciclo circadiano, la regulación del ritmo de sueño y vigilia del sueño en un período de 24 horas.

El debate llega a Europa

El debate está más que servido, ya que existen detractores y partidarios del cambio de hora. Según los resultados obtenidos en una consulta pública ciudadana de la Comisión Europea, que batió records de participación, el 80% de los participantes de la encuesta estaría a favor de eliminar los cambios de hora de invierno y de verano.

Esta consulta llevó a la Eurocámara el debate sobre el cambio de hora. En un primer momento, los eurodiputados optaron por eliminar el cambio de hora en abril de 2019 (el anterior debía haber sido el último) pero finalmente se echaron atrás y decidieron retrasarlo un par de años, ya que es una decisión que afectará a todos los ciudadanos y todos los países de Europa.

Pros y contras del horario de invierno

Al eliminar el cambio de hora, en España podríamos optar por conservar el horario de invierno durante los 365 días del año. La eliminación del cambio de hora no sólo afecta al reloj, esta decisión tiene beneficios y desventajas en los distintos aspectos como la salud, la economía y la sociedad, entre otros.

El principal punto a favor de este horario es que nos acercaríamos a nuestra hora solar natural (llevamos 1 hora de diferencia con nuestra zona horaria) y, por tanto, amanecería más temprano. Al amanecer más pronto, también anochecería más temprano y, por ende, tendríamos que adaptar todos nuestros hábitos de sueño y alimentación al nuevo horario. De hecho, varios estudios aseguran que conciliar el sueño sería mucho más fácil y que obtendríamos un descanso mayor con el horario de invierno.

Sin embargo, este horario cuenta con una gran desventaja: se perdería una hora de luz natural y sol por la tarde. Este factor puede ser clave porque afecta directamente al estado de ánimo de las personas, a más horas de oscuridad mayor estado anímico negativo, al igual que ocurre durante los meses de invierno cuando la actividad en la calle y al aire libre se reduce de forma drástica tanto por la falta de luz como por el frío.

Pros y contras del horario de verano

Los pros, sobre todo, están relacionados con la cantidad de luz solar de la que disfrutamos en verano, ya que el aumento de las horas de sol perduraría todo el año. Cosa que nos ayudaría a aumentar el nivel de actividad física de los habitantes ya que la luz solar nos invita salir a la calle, y al igual que en verano, los parques y las terrazas estarían llenas hasta tarde (hasta al anochecer).

Además, la luz solar influye en el estado de ánimo de la gente, por tanto, a mayor cantidad de horas de luz natural mayores son los índices de felicidad de la población según muchos estudios sociales. Y efectivamente no podemos olvidarnos del beneficio en el sector económico basado en el turismo ya que en España contamos con un turismo que busca el sol como único protagonista.

Hasta el momento parece que todo son ventajas, pero también existen contras que nos hacen plantearnos si la eliminación del cambio de hora es la mejor opción. El contra más grande para España está relacionado con la salida del sol, ya que si adoptamos el horario de verano no amanecería hasta las 9:30h, es decir, el amanecer se retrasaría hasta bien entrada la mañana, hecho que podría afectar a nuestra productividad. Por ello, retrasaríamos aún más todos nuestros hábitos como comer, cenar o incluso la hora de irnos a dormir cosa que podría aumentar la distancia y las diferencias entre los demás países de Europa.

¿Qué nos espera en el futuro?

El futuro del cambio de hora es más incierto que nunca, eso sí, lo que está claro es que tanto la Comisión Europea como el Parlamento Europeo están de acuerdo en este tema, en suprimir el cambio de hora. El turno de los países miembros de Europa cuenta con menos tiempo, ya que ya ha pasado un año desde que el Parlamento Europeo les notificara que debían llegar a un consenso sobre el cambio de hora antes de 2021.

Diferentes países como Portugal ya han expresado su desacuerdo con la abolición del cambio de hora por recomendación del Observatorio Astronómico de Lisboa. En España tampoco hay unanimidad ni entre los expertos ni entre la población, sigue sin haber una tendencia clara y definida del país tras largos meses de discusión.Parece ser que tendremos que esperar hasta el año 2021 para conocer la decisión final acerca del controvertido cambio de hora.

Fuente: Mipodo

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Secured By miniOrange