Necesitamos urgentemente un cambio radical de nuestro sistema alimentario

El sistema alimentario europeo actual necesita una transformación radical para que sus componentes sociales, económicos y ecológicos sean sostenibles a largo plazo. Esta es una de las conclusiones del informe A sustainable food System for the European Union, que acaba de publicar el Asesoramiento Científico para la Política de las Academias Europeas (SAPEA, por sus siglas en inglés,) y que recoge información científica para hacer una transición hacia sistemas agroalimentarios sostenibles e inclusivos en la Unión Europea.

En la redacción del documento ha participado Marta Rivera, directora de la Cátedra de Agroecología y Sistemas Alimentarios de la Universitat de Vic-Universitat Central de Catalunya (UVic-UCC), que figura como única investigadora de España.

El documento aporta evidencias sobre el incremento progresivo de la demanda de alimentos en los diferentes países de la Unión Europea, y parte de este contexto para desarrollar un nuevo modelo agroalimentario. Propone, entre otros temas, “aumentar la productividad de manera sostenible y cambiar el modelo de consumo lineal de masa a una economía más circular, aunque esto suponga un cambio de hábitos, normas y rutinas para la ciudadanía”, según explica Marta Rivera.

En este sentido, los expertos apuntan que “este tipo de cambios en conductas arraigadas deben producirse colectivamente y, por tanto, son necesarias medidas en el ámbito local, pero también en el nacional y en el internacional”.

Sistema alimentario y medio ambiente

En cuanto al impacto medioambiental de los sistemas alimentarios, en el informe los expertos recuerdan que también contribuyen significativamente a las emisiones de gases de efecto invernadero. El cambio de sistema podría contribuir a la reducción de estos gases, medida que se podría conseguir, apunta Rivera, “reduciendo los residuos, pero también dirigiéndose de nuevo a la cadena de suministro”.

Para los expertos la evidencia científica demuestra que la fiscalidad es una de las maneras más efectivas para modificar el comportamiento de la ciudadanía. También puede tener un impacto positivo la acreditación y el etiquetado de los productos. Por eso, concluyen que una reforma de las políticas europeas de agricultura y pesca ofrecería grandes oportunidades para desarrollar resiliencia y sostenibilidad.
Por último, el informe de SAPEA advierte que aún no hay suficientes evidencias para saber con exactitud qué impacto tendrían estas medidas en la práctica, por lo que se tienen que valorar detenidamente antes de ser aplicadas.

Fuente:UCC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *